Refranes de amor

By

Refranes de amor

Cuando te encuentras enamorado o en un momento de felicidad causada por el amor, siempre te dicen refranes relacionados de acuerdo a como te encuentras en ese momento.

Por eso te traemos los siguientes refranes para que sepas cada uno de sus significados y su uso.

  • Amor con amor se paga.

 Cuando tu pareja te muestra respeto, cariño, acompañamiento y compresión, tú tienes que darle lo mismo.

  • Al buen amar, jamás le falta que ofrecer.

Cuando estás con una persona a la que deseas de verdad, nunca vas a poner obstáculos en dedicarle todo aquello que quiere. Sea tanto económicamente o dedicándole en todo momento primordial.

  • A quien no quiere a sus parientes, debería romperle los dientes.

Se refiere a personas muy malvadas las cuales abandonan a sus familiares dejándolos a su suerte y tiene la obligación de cuidar y proteger a toda la familia.

  • A peleas de amor, campo de plumas.

Solucionar los conflictos de pareja lo mejor es mantenerse en calma para dejar en libertad tensiones. También se refiere que para solucionar discusiones de pareja es sostener relaciones sexuales.

  • Hay tres cosas que no se tienen la posibilidad de ocultar: el humo, el cariño y el dinero.

Difícil de esconder los sentimientos que tienes hacía una persona.

  • Amor de monja y pedo de fraile, todo es aire.

Se refiere a la relación que el cariño que logre haber con o entre personas religiosas faltan de valor y sentido.

  • Donde hay celos hay amor, donde hay viejos hay mal.

Al sentir amor por una persona, nunca aceptaras compartirla, del mismo modo que pasan los años y las personas amadas mueren, estás mal por su pérdida.

  • Al bueno por amor, y al malo por temor.

Hace referencia a tener sentimientos distintos de acuerdo con la personalidad de la persona mencionado. Ya que las personas buenas van a recibir amor y la gente de pésimos sentimientos o de maldad van a ser temidas.

  • A bastante amor, bastante perdón.

Cuando te encuentras enamorado y deseas en serio a esta persona, le vas a perdonar frecuentemente y quererla con todos sus defectos.

  1. Amor de navaja, no cuaja.

El amor que ha nacido o siempre tiene discusiones, no tendrá futuro y jamás crecerá.

  • Amor loco, yo por vos, y vos por otro.

Tiene relación cuando los sentimientos que poseemos hacía otra persona no es correspondiente, o está misma tiene sentimientos por un tercero.

  • El amor entra por los ojos.

Cuando el aspecto físico es lo primero que vemos al sentir amor por alguien.

  • A quien feo quiere, hermoso le se ve.

Al enamorarse de alguien, da lo mismo el aspecto físico porque a nosotros nos parece hermoso.

  • Amor comprado, dalo por perdido.

El interés de una persona la cual tiene una condición popular y económica, a esto no se le llamaría amor, en está ocasión se llama interés.

  • Quien bien te quiere te hará llorar.

Realmente cuando le importas a una persona te dirá las verdades en la cara aunque duelan.

  • Dos no se pelean si uno no quiere.

Hace referencia que el amor lo puede todo.

  • Las cosas de palacio van despacio.

Cuando las cosas valen la pena puede que estas tarden un poco más en llegar, pero, siempre llegan.

  • Corazón apasionado, no quiere ser aconsejado.

Al estar enamorado no atiende a razones.

  • Amor forastero, amor pasajero.

Este refrán hace referencia a que las relaciones a distancias suelen ser poco duraderas.

  • Amor con mujer casada, sólo de pasada.

Se terminan descubriendo las infidelidades y pagando estas, por lo tanto no valen la pena.

  • Donde labores mejor no te enamores.

Cuando se mezclan los negocios con el placer, nunca nada sale bien. Por eso mismo es aconsejable no hacerlo.

  • Donde hubo fuego, quedan cenizas.

Al tener un amor de verdad, este no se olvida tan fácilmente.

  • Los que se pelean se desean.

Hace referencia que del amor al odio hay un solo paso.

  • Los polos opuestos se atraen.

Atracciones las cuales son totalmente distintas.

  • De enamorado a loco va muy poco.

Cuando la atracción va sin frenos puede acabar en catástrofe.

  • Corazón fuerte, a toda desgracia vence.

Se refiere que el amor todo lo puede.

  • Amor que del alma nace, al pie de la tumba muere.

 Cuando el amor es verdadero, este nunca muere.

  • En el amor y en la guerra, todo vale.

No existe ningún obstáculo cuando el amor está en el aire.

  • Un clavo saca a otro clavo.

Para lograr olvidar un amor del pasado, tienes que enamorarte de nuevo.

  • A rey muerto, rey puesto.

Cuando se va una persona, llega otra. Por eso hay que volverse a enamorae.

  • El que tiene un novio en Graná, ni tiene novio, ni tiene ná.

Todo amor a distancia dura poco. 

  • Para torear y casarse, bien hay que arrimarse.

Cuando en el amor hay ganas y se quiere, todo se puede.

  • No hay luna como la de Enero, ni amor como el primero.

Trata que el primer amor te marca para toda la vida.

  • Ojos que no ven, corazón que no siente.

El amor trata de comprensión, más allá de aquellos errores.

  • Amor no correspondido, queda siempre en el olvido.

Cuando el amor no es recíproco, este no progresara. 

  • Amar y querer saber… todo junto no puede ser.

Cuando se ama, se ama y todo con las consecuencias.

  • El que ama a una casada, puede morir de una cornada.

El refrán habla que las infidelidades tarde o temprano se pagan.

  • Si quieres ser amado, amar debes de buen grado.

Si quieres ser amado de verdad, da amor.

  • Quien con locura ama no llega a la cama.

Cuando el amor es desenfrenado, este se hace en cualquier parte.

  • Antes de que te cases… mira bien tú lo que haces.

El amor no hay que tomárselo a la ligera.

  • Los amores reñidos son los más queridos.

Al amar de verdad todo lo puede, hasta las peleas y riñas.

  • Ni musa sin jarra, ni enamorado sin guitarra.

 El amor se trata de diversión, no de frustración.

  • Desafortunado en el juego, afortunado en el amor.

 Hace referencia que en la vida no se puede tener todo, o en su caso tener suerte todo el tiempo.

  • Del amor al odio sólo hay un paso.

Cuando el amor no se mantiene y este no se trabaja día a día, llaga a perderse en su totalidad.