Refranes y dichos de animales con sus significados

By

Refranes de animales

Todos conocemos refranes sobre animales, los cuales hemos escuchado desde pequeños. Los animales son perfectos muchas veces para hacer comparaciones de cosas que nos ocurren en la vida real.

Desde los más comunes como los perros hasta animales más salvajes como toros son utilizados para expresar estas situaciones cotidianas que podemos vivir a lo largo de nuestras vidas.

¿Pero conoces los significados reales de algunos de estos? A continuación, te presentamos algunos de los más escuchados en diferentes culturas hispanohablantes y lo que significa cada uno de ellos para que ahora los puedas utilizar conociéndolos un poco más.

1. A caballo regalado, no se le miran los dientes.

Este refrán nace de la idea de que uno debe valorar lo que le regalan sin importar que sea y lo más importante no hacer críticas sobre lo que sea que hayamos recibido de esta manera. Cuando recibimos un regalo, no miramos su valor monetario o sus calidades. No debemos criticarlo porque simplemente no nos ha costado nada tenerlo, fue un regalo.

2. A perro flaco todo son pulgas.

Este refrán se usa para referirse a que una persona que suele tener mala suerte siempre va a tener este tipo de suerte en su vida. Se usa para hablar sobre aquellas personas que tienen una personalidad pesada o mala vibra y todo les sale mal por esta razón. Si a alguien le va mal, le va mal en todos los aspectos. La mala suerte atrae aún más mala suerte…

3. Por interés ladra el perro.

Este es un refrán que se utiliza para decir que las personas se hacen notar solo cuando algo les interesa, o hacen algo llamativo para conseguir lo que desean.

4. A buen gato, buen rato.

Se usa cuando una persona sabe responder sabiamente sobre algo que le está diciendo un adversario. Cuando lo hace de manera inteligente y sin utilizar malas palabras o alterarse se utiliza este sabio refrán. 

5. De noche, todos los gatos son pardos.

Un refrán que podemos utilizar para referirnos a la vida nocturna y salvaje que se puede llevar ya que en la oscuridad no se ven tanto los defectos como podría suceder durante la luz del día.

6. Hasta los gatos quieren zapatos.

Cuando una persona es demasiado ambiciosa y no tiene límites, se utiliza este refrán. Sobre todo, cuando suele querer o adquirir cosas que no necesita o no le sirven realmente para nada bueno.

7. La curiosidad mató al gato.

Si una persona es demasiado entrometida o “metiche” en asuntos que realmente no le incumben se utiliza este refrán para decirle que su pregunta puede perjudicarla en algo.

8. Cada oveja con su pareja.

Para referirse a que cada quien debe estar con quien le corresponde. No hay que estar buscando en otros lugares si ya se tiene una pareja.

9. La oveja mansa, cada cordero la mama.

Cuando las personas se aprovechan de la nobleza de otras para su beneficio. También se puede utilizar cuando una persona es muy noble y hay gente aprovechándose de ella.

10. Una oveja mala, el rebaño entero daña.

Se usa cuando hay una persona que causa daño o mala influencia dentro de un grupo, dañando por completo a todos.

11. Que no te den gato por liebre.

Cuando se hace alguna negociación o trato y tienes que advertir la posibilidad de ser engañados o estafados dándonos algo que no pedimos realmente. 

12. Al mejor cazador, se le va la liebre.

Aunque seas el mejor en alguna área laboral puedes fallar. No debes sentirte mal por ello porque hasta al cazador más experto se le puede escapar una liebre.

13. Más valen dos bocados de vaca que siete de patata.

Es mejor conformarse con algo que sea poco pero bueno, que con mucho que no nos complazca realmente.

14. Hasta el rabo, todo es toro.

Se usa cuando queremos decir que hay que esperar siempre hasta el final de algo para poder opinar o decir algo sobre esto, ya que hasta que no se acaba, sigue siendo.

15. Los toros se ven mejor desde la barrera.

Cuando hay problemas es mejor verlos desde lejos que involucrarse, así evitamos problemas o inconvenientes que no estamos buscando o no nos incumben.

16. A cada cerdo le llega su San Martín.

Este refrán lo usamos para decir que a todos nos llega la hora o el momento de cumplir nuestro objetivo.

17. A caballero nuevo, jinete nuevo.

Para expresar que cuando hacemos un cambio de algo, debemos renovarnos completamente.

18. Caballo grande, ande o no ande.

Lo usamos cuando preferimos o conocemos a alguien que prefiere cosas grandes o llamativas sin importar si funcionan o no.

19. Al ojo del amo engorda el caballo.

Se le dice a alguien que tiene un negocio y debe estar pendiente del mismo y permanecer atento siempre.

20. Por el canto se conoce el pájaro.

Se puede conocer como es una persona por su manera de expresarse o por los talentos que posee. Estas cosas logran demostrar mucho de alguien.

21. Más vale pájaro en mano que ciento volando.

Es mejor asegurar las cosas que podemos tener a dejar muchas sin conseguir porque solo son una incertidumbre.

22. A pájaro durmiente, tarde le entra el cebo en el vientre.

Se utiliza para decir que debemos estar siempre atentos a las oportunidades, no podemos dormirnos porque las podemos perder en cualquier momento.

23. El burro delante, para que no se espante.

Este refrán se utiliza cuando una persona quiere pasar primero que otras personas que por ley van primero que ella y aun así no le importa. Es un refrán irónico que se le dice a estas personas cuando igual las dejan pasar primero.

24. Más vale burro sano que sabio enfermo.

Usamos este refrán para decir que hay que cuidar nuestra salud por encima de cualquier otra cosa, como lo es la inteligencia. Debemos valorar siempre la salud porque sin eso no valemos nada.

25. Asno callado, por sabio es contado.

Cuando preferimos callarnos sobre algo, sobre todo si es un problema o algo que genere conflictos es tomado como inteligencia. Al contrario de si decidimos discutir que nos hace parecer tontos.

26. Cuidados ajenos mataron al asno.

Cuando alguien es entrometido y quiere meterse a cuidar algo que no les pertenece, normalmente, terminan dañándolo porque al final nunca fue de ellos y no les afecta como al verdadero dueño.

27. No se hizo la miel para la boca del asno.

Este refrán lo solemos usar para decir que hay cosas que simplemente no son para nosotros o que no todo es para todos. Hay cosas que son exclusivas o específicas para ciertas personas o cosas.

28. Cuando el gato no está, los ratones bailan.

Cuando la persona encargada de un grupo de personas sale o simplemente no está en el entorno donde suele ser líder, los subordinados pueden hacer fiesta.

29. Cara de beato y uñas de gato.

Cuando alguien aparenta ser buena persona o bondadoso, pero en realidad oculta una personalidad totalmente distinta, siendo agresivo o intolerable para los demás.

30. De casta le viene al galgo.

Este refrán se utiliza cuando queremos resaltar rasgos hereditarios entre familiares, sobre todo, padres e hijos.

31. Por un perro que maté, mataperros me llamaron.

Este refrán es utilizado para expresar que por alguna acción (que probablemente solo ocurrió una sola vez) se te acusa o se acusa a alguien de ser siempre de esta manera.

32. Más vale perro vivo que león muerto.

Es mejor tener algo seguro que nos funcione bien que algo que sabemos que nos funcionaria, pero ya expiró su momento o su capacidad.

33. Muerto el perro, se acabó la rabia.

Cuando tenemos un problema solemos utilizar este refrán para explicar que si tenemos un problema debemos arrancarlo y eliminarlo de raíz para poder acabar por completo con el mismo.

34. Perro que ladra no muerde.

Se utiliza cuando alguien habla mucho o hace mucho alarde sobre alguna cosa que hará y al final en realidad no sería capaz de hacer todo lo que dice.

35. El que es perico donde quiera es verde.

Se utiliza para resaltar que una persona que tiene muy buenas capacidades no importa donde esté o qué se le presente siempre podrá demostrar sus habilidades.